jueves, 20 de marzo de 2008

Crítica literaria

Me gusta Agustín Fernández Mallo. La que habla, la que crea, que debería ponerlo en plural, y lo que dice. Como soy una pseudo periodista que cuasi ejerce la complicada (para mí) labor de reseñar y sugerir libros en notodo (de paso hago publicidad), me leí la primera novela de este hombre y hablé de ella, de manera comedida, no sin cierto miedo a meter la pata. Es lo que tiene no ser una cultureta como Dios manda, una persona de esas que retienen la información que les llega y la hacen suyas, y después en las conversaciones aportan datos, y se crean sus propias opiniones, incluso los demás toman nota de lo que dice y qué guay. No, yo no soy de esas, y para colmo, no me iba a arriesgar a decir todo lo que siento u opino tal y como me apetecería decirlo bajo la cabecera de una web cultural. No, eso lo dejo debajo del Cardhu y con fondo azul.

Me gusta Agustín Fernández Mallo, pero no me aprendí su nombre hasta hace una semana, casi un año después de haber leído Nocilla Dream. Y acaba de publicar Nocilla Experience. Lo mío y la "retención" de datos es grave. Tan grave como que pensaba contar una coincidencia que tuve con él en barajas, y ya no la recuerdo. Pero da igual, me basta con dejar aquí la última sensación.

Fue la tarde en que comenzó La Fuga. Siete de la tarde, M40, las Torres, nuevas, reflejando la última luz del día, Radio 3, La Ciudad Invisible, yo intentando fotografiar sin mirar Mi Ciudad Visible, mi enorme Madrid, entrevista empezada a Agustín Fernández Mallo. La segunda que escuchaba esa semana.
Me acordé entonces, mientras hablaba, del Hay Festival de Segovia del año pasado, cuando se sentó delante de mí en la presentación del libro de Juan Cruz (mi amigo) donde estaba Julio Llamazares, digamos, de maestro de ceremonias, cuando ya gestaba yo este blog. Yo pensaba: ¿será que está tan descepcionado como yo con esta conferencia?¿será que le cae tan mal Juan Cruz como a mí?¿lo saludo como quien no quiere la cosa y me pongo a conversar con él? Y no lo hice, por supuesto. Y, entre otras cosas, mejor no haberme enterado de sus respuestas a mis preguntas porque acaba de publicar en Alfaguara (cri cri cri).

Me habría apetecido hablar con AFM. Y decirle, sí, me encantó Nocilla Dream, me recordó los tiempos de "Héroes" y "Raro", de Ray Loriga y Benjamín Prado respectivamente, y no sé si eso es bueno o malo, me encantaron también. Y me gustan las novelas de retazos, las películas con capítulos, las historias que se cruzan, los libros de cuentos. Me gustan las microhistorias, las prosas poéticas, y, ahora más que nunca, "las historias que se leen como si se escuchara música, sin encontrarles un sentido, sin analizarlas, sólo dejándose llevar". Me gusta la literatura a ritmo de música, la que sale del alma, la que se compone por instinto, la que esta viva y sale viva y hermosa, como la que escribe AFM. Sin necesidad de hilos conductores, de sentidos, de coherencias. Me gusta tanto o más que las novelas largas, con forma, con fondo, con comas, tipo Pauls, tipo Marías, párrafos de 300 páginas. Me encanta el hecho de decir "me fascina Rayuela", y más aun la respuesta ante la pregunta obvia de pedir un análisis sobre la novela experimental por excelencia, "no la he leído entera". Fascinar no es haber devorado, ser escritor no es ser experto en costura argumental, ni renegar de la televisión y de la publicidad.


Me gusta eso y más, pero no he leido Nocilla Experience ¿será que me la manda Juan Cruz? Es lo que tiene escribir bajo el Cardhu.

17 comentarios:

cesar dijo...

Acabo de salir de un concierto severo de Jorge Pardo,(su mujer),lo pongo entre parentesis porque se callo literalmente sobre los platillos de Ruben Dantas(estaba de cumpleaños)... la mujer quiero decir,Jerry Gonzalez y otros dos vestias pardas,estos del otro lado del Atlantico y no se que me da que tras unas copas te dan la razon en todo,incluso en lo de J.C.,ahora,eso si,no les vi probar el cardhu.
No se,la verdad,que coño estaran leyendo pero tengo un nudo del copon en el estomago y me cuesta respirar.Sali literalmente flotando.En mi caso ese es el arte que me pone,todo lo demas me parece montarselo mejor o peor,vamos,ir tirando.

Pi dijo...

Ya lo dijimos una vez: culturetas. Yo, ya ves, no lo soy. Ya (repito por tercera vez la palabra) me contarás cuando puedas respirar.

cesar dijo...

Bueno,va a ser dificil porque de hecho ya me he ahogado.
No entiendo tanto rollo con los culturetas.Supongo que cada uno se busca la vida y en el fondo todos leemos cosas que en cierta manera nos dan la razon,nos demos cuenta o no.
Paul Eluard escribia todo como un vomito,de un tiron,con "instinto",y despues se pasaba meses cambiando y puliendo esa primera ostia.Tampoco se lo montaba mal.Pero bueno,Eluard y la de dios de peña.Supongo que solo tiene que ver con la naturaleza de cada uno.Dejale vivir al pobre Joyce...¿este beberia cardhu?...no se,no se.

martin dijo...

Les das mil vueltas a los culturetas, que siempre nadan con la corriente. Lo mejor es opinar sobre lo que te gusta ya sea Nocilla Experience o Supervivientes. He dicho.

Coblenza dijo...

Tu eres más que cultureta; eres sobrenatural -sin duda-.

Me he leído tu blog en toda la tarde, he aprendido de tí, a recordar mis días, me siento reflejada en muchas cosas que relatas. Me he partido de la risa en algunos de tus post dónde pules concienzudamente una gracia y gesto cómico que te hace adorable.

Eres una supermadre, (aunque tu reniegues de ese título) pero lo eres, porque sales palante estando separada (es solo uno de cien mil motivos por poner un ejemplo)

Te vales por la fortaleza de la que estás hecha (ya me dirás que comes, porque yo también tengo dos churumbeles y mi anemia brilla por su ausencia).

Escribes muy bien, eres sensible, transmites.

Eres grande..desde fuera eres grande.

Es un placer leerte,


Un cordial saludo.

Pi dijo...

Uy! Coblenza! Gracias. Gracias! Mil gracias. No me considero merecedora de tanta admiración. Vaya. Vuelve por aquí, MANIFIÉSTATE!

Un gran abrazo!

eSadElBlOg dijo...

pì, mejor disfrutar de lo que lees que sacar conclusiones y memorizar datos. Me encantó Nocilla Dream, por la sorpresa sobretodo, lo disfruté muchísimo y practicamente solo recuerdo las tapas dde alcantarilla y el árbol de los zapatos y eso que hasta hice un post:(

martin dijo...

por cierto, habrá que leer Nocilla, no?

La Semana Fantástica dijo...

Me alegra que hayas colgado el vídeo en tu blog... Siento que estoy detrás de esta entrada por varios motivos.

Pi dijo...

Ututuyyyy!!! por un montón de motivos, atocheno de mi vida.
Y sí, Martín, hay que leer las Nocillas, y saborear el pringue que nuetsra memoria elija guardarse para siempre, como lo de las alcantarillas y el árbol de zapatos que ha dicho Esa.

contraportada dijo...

"Fascinar no es haber devorado, ser escritor no es ser experto en costura argumental, ni renegar de la televisión y de la publicidad".

Verdades como puños (diría mi madre...)

Yo tampoco he acabado nunca Rayuela, y también me apasionó y recomendé hasta la saciedad Nocilla Dream hace casi un año -qué rápido pasa el tiempo-. Mi padre me ha regalado Nocilla II, veamos qué ocurre....

Besos de resurrección...

FER dijo...

Qué moderna que eres... (con cariño).

Bueno, te haré caso y le daré una oportunidad a las nocillas, que siempre había preferido gastronómicas a literarias.

¿Pero Ray Loriga? No sé, no sé. ¿Qué me cuentas de Loriga? ¿Por dónde empiezo?

Besos

Miriam G. dijo...

Durante meses estuvo sobre mi mesilla de noche Nocilla Dream. Tenía el presentimiento (completamente erróneo) de que no iba a disfrutar de su lectura, y la posponía. El otro día lo cogí por error, creo, cuando quise darme cuenta había leído la mitad. Tengo ganas de ir a por la segunda entrega.

Un beso, Miriam G.

Mel Alcoholica dijo...

Agustín es amigo y me cae bien. Creo que le cae bien a todo el mundo. Por eso me jode admitir que 'Nocilla Experience' no es para tanto.

'Nocilla Dream' era necesario en un momento en el que los posmo eran incapaces de encontrar su camino. Ahora se han aferrado demasiado a Fdez Mallo; con lo cual, peligra que él llegue a creérselo, y eso sería lo peor para su creación; si es que la tiene: en su segundo libro lo fusila casi todo de los demás. O sea, que es escritor sin haber escrito.

'Dream' me llamó la atención; 'Experience' ni siquiera lo he acabado. La culpa no es del autor, sino del circo mediático que se ha montado a su alrededor. Las expectativas eran demasiado altas. Y creo que el resultado no está a la misma altura.

Mel Alcoholica dijo...

Claro que, con la de basura que se está publicando... ¿a quién le amarga un poco de Nocilla?

Comprad el primero, que está en una pequeña editorial independiente (Candaya), y que Prisa se invente otras maneras de vender libros.

Pi dijo...

Supongo que "la culpa" viene generada por el afán por crear una "serie Nocilla, pero en fin.
(NO me terminé DReam, jejejej, pero, como Rayuela a Mallo, me gustó)
Qué bueno tenerte por aquí, Mel!

El Tato dijo...

Pues acaba de caer en mis manos, y precisamente por tus "socios"