martes, 27 de mayo de 2008

Agresividad

Quiero atropellar una culebra con mi coche.
Quiero sentir cuando le paso por encima y escuchar el clank de su cabeza en el chasis de la Hiluxión, en el lado izquierdo.

Y quiero sentir que se cuerpo se queda pegado a la rueda mientras grito

- ¡Puta!

Y a cada vuelta de la rueda seguiré gritando

-¡Esta vuelta por la crisis inmobiliaria!

brbrbrrrrrrrrrrr

-¡Ésta por el precio del diesel!

brrrrrrrrrrr

- ¡Ésta por el alcalde de Gil García!

- ¡Ésta por el cabrón del Carrefour y el imbécil de Caja Madrid!

- ¡Esta por los brotes sindicalistas que no vienen a cuento!

- ¡Esta por los bizcochos del taller de Toyota que cobran demasiado!

- ¡Y por los Hijos de Justo, Hijos de Puto, que no me hacen descuentos y quieren verme en camiseta. Cabrones!

-¡Y esta por la casa que no se limpia sola!

- ¡Y por la celulitis que sigue avanzando!

- ¡Y por la pierna gorda!

- ¡Y por la miopía y el asigmatismo que no dan tregua!

- ¡Y por las canas y las ganas!

- ¡Y por ser mayor y tener que sacarse las castañas del fuego!...

Después me meteré en un charco para que se limpien las ruedas y no queden pruebas del delito, y volveré a mi casa contenta y relajada. No aguantaría dormir sabiendo que hay un trozo de piel de colores pudriéndose en mi garaje. ¿Y si le da por resucitar y vengarse?



La Hiluxión asesina con peineta dice "grrrrrrrrrrrrrrr"

domingo, 25 de mayo de 2008

Fases

Suena Joan as Police Woman y el título no lo pongo porque puede crear confusión, y yo no era fan de las Bangles. Es una canción complicada para seguir con la letra delante. Yo, tan amante de los playback y de saber qué dicen las canciones que me gustan no puedo cantarla. Si una canción me gusta, suele ocurrir que su letra me pega. Y eso le pasa a ésta. En fin. Que suena Joan y mientras tanto yo intento explicar "lo que sería el tema Fases" (Patrice, qué bien lo he colocado, ¿eh?).


Ayer me fui al Escorial a tomar un café con mi querido Pa. Pi y Pa miran el skyline de Madrid mientras hace sol, por fin, y pocos minutos antes de que llueva, otra vez. Y toman café mientras hablan del amor y la vida.

(Pregunto: ¿qué piensas del amor y la vida? Espero la respuesta).

Y hablamos de fases, intentamos descifrar sentimientos y sólo aparecen las fases. Fase uno, sólo sexo, fase dos, sexo y qué linda eres, fase tres, cómo alborotas las mariposas de mi estómago. Y entre fase y fase, un puentecito como un cauchito que se estira y te devuelve al sitio.


Fases. Demasiado fácil, demasiado reducido lo que es más complejo. O no, y sólo lo veo complejo porque soy mujer y las mujeres tendemos a complicarnos la vida. Pero ya van tres veces en muy poco tiempo en que me dicen que pienso como un hombre (¿eh?).
Fases.



¿Que qué pienso del amor y la vida? Que la vida es compleja, y el amor... un cauchito entre la segunda y la tercera, que se tensa, se relaja y me devuelve a la dos, y a veces... a veces... se engancha un pelín más arriba.




Yes
I wanna have it
Yes yes
I wanna have you now
But I can't be the lighter
I can't be the lighter

I wanna go there
Yes yes
I wanna show you how
But I can't be the lighter
I can't be the lighter

Es lo que tiene

martes, 20 de mayo de 2008

El Olor de mi perfume


Nicolás Grenuille, haciendo alarde de paciencia ante las peticiones de su madre, se acercó a la oreja derecha de ésta y le dijo



- No me gusta.


No era Cardhu. Era Mademoiselle.


-Demasiado fuerte, míra qué listo el churumbel- pensó ella mientras le acercaba el frasquito del otro, el habitual, el que ella sentia un poco más... ella.



- Éste sí, mamá, pica en la nariz como un chicle y es frío como la leche.



Su madre no contaba con un descripción tan detallada.








(Que no digan que de ella nunca hablo, ya llegará, ya llegará)

viernes, 16 de mayo de 2008

My Memory Man

My Memory Man está apestado y en cama. Es una metáfora. El de la foto está chungo, no sé qué le falla, señor doctor especialista en pedales sin pedales, pero no deja que la guitarra suene como debería hacerlo. Yo no entiendo ni de guitarras eléctricas, ni de pedales sin pedales, ni de cables, ni de ná. Sólo sé que este Memory Man, cuyo nombre me encanta decir todo seguido(memoriman), está chungo, y no estaría nada mal que se le recolocaran los cables. Con mis mejores deseos.

(Es él, cómo me gusta ese puntito vintage)

martes, 13 de mayo de 2008

Tengo

Tengo un puñadito de llaves que he ido encontrando en las casas en las que he vivido o que he arreglado. Y cuatro butacas rescatadas del olvido y no de El Rastro.

Cuando sea grande, es decir, mayor, quiero tener una gran colección de butacas con historias y, por supuesto, tapizadas por mí, además de una especie de armarito con todas las llaves y sus correspondientes historias: "De la casa de Antolín, cuando era un pajar con abrevaderos y grandes piedras en el suelo que el arquitecto me obligó a tapar, pobre pendejo", "De Malpartida, qué casa más bonita era y qué bonita quedó", "De la de Chus, qué cubito más bonito, qué bonita quedó y qué puto frío", "De Olmo, cuando Lavapiés todavía era un barrio cañí", etc. Una tras otra, una historia y un recuerdo de recuerdos. Qué abrirían, qué esconderían, ¿las usarían? Las llaves...


Y quiero tener un par de esas butacas en el estudio que tendré en mi preciosa casa de campo que todavía no conozco y apenas imagino. Quiero tenerlas allí y sentarme debajo de una lámpara de luz amarilla y tulipa clásica, sin flecos, por favor, a tomarme un cafecito mientras pienso en el cartelito del Cardhu que colgaré de la puerta. Ay.

* Es curioso, pero este post tenía otro nombre y otro tema introductorio más bien deprimente, pero no sé qué pasó que se borró todo lo que había escrito. Ni con ctrl z pude rescatarlo. Será que no era el tono para hoy. Cosas de la vida.

martes, 6 de mayo de 2008

Sensatez


Ante un momento de histeria de su madre en el que, al borde del llanto, ésta dijo:








- "De verdad que no os soporto cuando os ponéis así de estupiditos y no coméis"






El Hombre que Sabe Demasiado, levantó la mirada del plato de sopita de fideos y preguntó:









- ¿Entonces por qué eres madre?












Poesía super espontánea del día de la madre. Dibujo propio.

lunes, 5 de mayo de 2008

Desconexión y vuelta al cole




Cuatro días. Muchos, muchísimos kilómetros. Dos santos copilotos contando Toros de Osborne y por cuántas ciudades pasaríamos. Perdimos la cuenta. La vuelta al cole es dura, no me apetece escribir. Sólo sé que vi nítida a Barcelona con estas lentillas "florecidas" y sin lágrimas (así me va). Que no está mal viajar con un par de catetillos. Y que no nos cruzamos con ningún camión de Finsa, qué cosa extraña.





Una flor mira la ciudad

El Hombre que Sabe Demasiado explicando el funcionamiento del puerto