martes, 29 de julio de 2008

Vacaciones

Vacaciones es salir del patio al coche en el que apenas quepo y marearme y vomitar como no lo hacía desde que era pequeño. Joven, quiero decir.

Vacaciones es sentir que se reducen las marchas y que de repente se abre la puerta y los seis churumbeles asoman y me llaman y distraen su atención, por fin, hacia sus primos. Vacaciones es arrastrarme panza abajo en la hierba fresca de Tierras Altas, y rebozarme en la tierra negra gallega y dejar torcida una de las plantas de la Tía Cris. Y meter el hozico en los agujeros de los topos (¿cómo serán los topos?¿verán como yo? ¿menos?¿más?), y que de mi blanco impecable sólo me quede el lomo. "Braulio con botas", dijo Nicolás.
Vacaciones es ver menos de lo que puedo porque de mis "cejas" penden bolitas de tierra y no puedo apartarlas. Y escuchar a los mastines de las casas vecinas, y retarlos a ritmo de ladrido, y no conseguir comerme la pastilla de valeriana que mi ama quiso enchufarme para que dejara de hacerlo, y esquivarla del agua donde cayó y no terminó de fundirse. La pastilla. Y mantenerme despierto, acechante.
Vacaciones es quitarle el hueso al escuincle del cachorro rastreador que huele menos que lo que veo yo. Y enseñarle a gruñir mientras me río por el colmillo izquierdo y le escucho aullar, que no ladrar. No sabe. Pobre pendejo.
Vacaciones es el sabor de ese hueso que me recuerda mi infancia en Lavapiés. Y jugar con el hueso de hilos, digámosle el moño que yo en mis tiempos deshilaché. Vacaciones es desconcectar del patio, de los años, de los achaques, y rejuvencer, con el nuevo amigo. Qué guay.



(Aquí, de paseo, es que hoy se me ha caído la tierra del pelo y entonces...)

(aprende,tío, cómo se deshilacha un moño, ¡pero cui-da-di-to!)

14 comentarios:

chuikov dijo...

Que friky es el Braulio.

ainhoa dijo...

joder Pi, no reconocía al braulio en la primera foto, todo marroncillo él, pensaba que era otro, veo que está estupendo. besos...

Pi dijo...

Ya sabes, el cambio de look de las vacaciones, reina. Esa comprensión de lecturaaaaaa...

Pi dijo...

Ya sabes, el cambio de look de las vacaciones, reina. Esa comprensión de lecturaaaaaa...

Música dijo...

vacaciones es recordar los largos veranos de la infancia en el pueblo de mis padres, el correr por las calles llamando a las puertas y escondiéndote con los amigos (no tan infantes ya, siempre fue divertido, golpe en la puerta y echar a correr, en el pueblo no hay porteros automáticos). Vacaciones es el fresquito de la noche tras el calor cordobés, el olor del jazmín y la dama de noche. El ponerte guapa después de la piscina a echar el rato con los amigos en la plaza,el ver atardecer desde el cementerio, los polos flash (no falta aún en mi nevera, mi madre no me dejaba comerlos y la venganza está siendo terrible), una excursión improvisada de un día a la playa, con las bicis hasta el castillo de Almodóvar, el déjame un ratito más que a los demás los dejan, la novena a la virgen del pueblo con tu abanico de varillas que suenen (los abanicos tienen que sonar), el cigarrito a escondidas, ...la llave de la casa de la abuela debajo de la persiana..., los primos de todas partes, los colchones en el patio y dormir todos juntos viendo la estrellas..., paro ya que me estoy yendo a......mi verano de "endedentro", feliz verano Pi.

ruidoperro dijo...

A Braulio le vendría bien venir a correr a la plaza de las vistillas con Cactus y Pumba, que al beagle ese se le ve con poco recorrido.

Buenas vacas, pi.

Pi dijo...

Música, cómo molan tus recuerdos de vacaciones, sobre todo ese de los colchones en el patio...
Ruido, va a ser que Braulio en Madrid como que no, que ya creció y marcó todos los setos de la Plaza de Oriene. De hecho, de allí son sus amores, Tina (una westy como él) y Holy (una tekel guapísima por la que todavía tuerce la cabeza cuando escucha decir "jolin"). En fin. El drako de tu post es uno de tus caninos? era precioso.

aroa dijo...

Que grande el Braulio relator,... con ese nombre tan digno... Braulio...

jiji y a la vez esas patitas y esa redondez pequeña

(penita tomate que iba para tomatón... a mí una menta enterita se me ha ido por el calor, pero ya llegarán tiempos buenos pa las aprendices de campesina)

La Semana Fantástica dijo...

¿Vas a ir a Galicia, Braulio? Qué suerte. Disfruta. Mis vacaciones también tienen mucho de restregarme por la hierba. En la piscina, claro, no seas mal pensado.

Braulio dijo...

Aroa, mi ama me pone voces y esas cosas, la pobre cree que sabe lo que pienso. PObre, tan pendeja.

Fantástico, esa comprensión de lectura. ¿NO VES QUE VENGO DE GALICIA!!!!!???? VENGO, VENGO. Ay, qué cruz.

La Semana Fantástica dijo...

Qué pesada (perdón, pesado) con la comprensión de lectura. Si te leyésemos siempre LITERALMENTE no se entendería nada, rey. Digo reina.

Toshiaki dijo...

Me encantaría ser perro..., pero sólo para que viniera Cesar Millán (el encantador de perros de Cuatro) y me educara!!! jaja

De vez en cuando hay que tener perspectiva de perro. Ellos suelen ser felices :)

Un besito.

Pi dijo...

E-du-ca-meeeeee!!!!
jajajaj, Toshi, cómo te tiene el veranito....
Fantástico: pesado tú.

Sunion30 dijo...

...le faltan horas a Braulio para tanto campo...Rejuvenecer, ponerse botas e ignorar las valerianas...porque quién quiere estar relajado cuando otros ladran desde fuera?? Si no ya me dirás en que se convertirían las vacaciones, en una vida de perros. Anda y no lo dopes, Pi, que quizás esté empezando a ver en color...
Un abrazo fuerte!