martes, 5 de agosto de 2008

El simpático pastorcillo

Cuando conocí a Gonzalo, ya acababa de parar para beber agua de la fuente mientras pensaba en qué carajo escribía en el blog. Él estaba buscando la sombra detrás de unos piornos. Un pastor como de dibujitos, con su camisa a cuadros y zurrón. Me llamó la atención la hebilla de su bolso. Es curioso, porque un par de horas antes, en el mismo sitio, se me atravesó una oveja esquilada y con el rabo medio marrón medio blanco, no gris, miti y miti. Era de él. 

El hombre muy simpático. Se acercó y empezó a preguntar, digamos interrogarme por mi vida. Me puso 18. Se agradece, pero es de risa. Y me preguntó mi nombre.

-Pilar

- Qué bonito nombre, me recuerda a una canción que decía "Ya no te llamas María, ni Carmela, ni Pilar, que te llamas mujer caía o como te queramos llamar.

-Uy!

-Y tú cuántos años me pones?

- PUes no sé, Gonzalo, la gente mayor engaña mucho... (¿¿¿cómo coño se sale de esa???)

-Pues 74, guapa. Y soy viudo.

- Ah, y desde hace cuánto?

 - Mucho, 9 años. Yo debí juntrame con alguna, pero no lo he hecho. Estar solo es muy malo.

Y siguió preguntándome por mi vida sentimental, y yo, como soy pendeja, le respondía la verdad con total inocencia.

- ¡¡uea!!!¡¡¡¡ cushu!!!! ¡¡¡¡cabra, cusu!!!!

- ¡...!

- Se me escapa la cabra. Tengo trescientas ovejas. Pero de qué me sirve el dinero si no tengo hijos a quién dejárselo, eh?

- Ya.

Pasaron unos lugareños. Y Gonzalo, mientras tanto buscó la sombra de mi coche, y me dijo que esperara a que pasaran. Yo flipé.

-Pue syo te digo que no te faltaría nada si te quedas conmigo.

- ¡...!

- Tú necesitas un hombre.

- ¡¡¡¡¡¡...!!!!!!

- Y yo ya tengo hecha la "apóstata" y la mujer no se queda. 

- ¡Uy, Gonzalo, qué dice! cómo se le ocurre.

- Ahora la única manera de ligar es pagando.

-Oiga, Gonzalo, que yo me llamo Pilar, que no soy una mujer caía!

-No, si se te ve que no eres una mujer interesada. No tienes 34.

- Que si.

- No tienes hijos.

- Que sí.

- En todo caso si quieres pasarlo bien un momento, metes el coche por allí  -señaló hacia sus ovejas- y estamos un rato.

 - Déjelo, Gonzalo -le dije mientras me reía y me despedía - ya lo saludaré desde el coche cuando pase por aquí.

Y me vine a casa. 


(Gonzalo y, al fondo, sus ovejas. Sí, se dejó hacer una foto antes de las proposiciones indecentes)

Tal vez le llamen el encantador de ovejas, jijijiji

22 comentarios:

cesar dijo...

Pues 300 ovejas son 300 ovejas...vaya crack.

Sunion30 dijo...

...jaja Pi, y no te lo has repensado de vuelta a casa?? Mira que es un hombre "de posibles" (como se decía antiguamente). Igual también tiene tierras y te puedes hacer con toda Ávila en plan condesa jaja como está España!

Tendrías que verme riendo solo en casa, me ha encantado tu historia! Gracias!

Un besote (con permiso de tu pastor)!

Pi dijo...

Pero es que si digo que me lo he pensado queda como mal....
Yo más que pensar en las ovejas, he pensado en las parcelas y los pajares que debe tener... hum.... un pueblo sólo para mí.... y sin "apóstata".... jejejejej.

38 grados dijo...

Que hay mucha crisis hija....yo me iba de cabeza con Don Gonzalo (a partir de ahora, de Don).

Un besote ovejil.

Anónimo dijo...

nada como tener vida propia, para contarla

chuikov dijo...

Yo no veo tan tan feo a Gonzalo. La vida en el campo es muy sana, igual aún le saca chispas a la cama.

Pi dijo...

No,si el problema no es estético, es más bien de desfase generacional y tema higiénico...

cesar dijo...

Joder chica,ya estamos con las exigencias.Seguro que es un tio ducho en el amor.La verdad que bien mirado no se que mas se puede pedir.

zzzzzzz dijo...

Como me he reido!!! Ligando con pastores! Por aqui tenemos algunos del mismo estilo que tu Gonzalo...80 años o más y se creen que tienen 18...Todo el rato hablando de tias...Por favor, cuentanos más anecdotas asi...

ruidoperro dijo...

Brutal!!!!!!!!!!!!!!

¿Seguro que no estaba Berlanga detrás de una oveja filmando con una cámara?

En mi cabeza, Gonzalo tiene la cara de Pepe Isbert.

Iratxo dijo...

Querida dueña de Braulio,
la proposición es tremenda, pero, se imagina a Braulio como amo y señor de 300 ovejas pastoreando a lo bruto como lo hacemos todo cualquier Westy que se precie!!!
Por mis tierras hacen unos concursos de pastoreo que son todo un clásico en la televisión.Todo es empezar y acabar siendo unas estrellas mediáticas!!!
Jaja!
Tremendo, tremendo!

contraportada dijo...

jaja me parto! qué historia tan buena, qué señor tan gracioso :)

Coral dijo...

qué historia...
qué listo el señor, anda que no sabía... pero incluso me han entrado ganas de dibujar a gonzalo con su hebilla de serie.

Hoy ví tu comentario en mi blog, de hace muchísimo, lo he visto un poco tarde... uff, aun así muchas gracias por tus palabras, me alegra que te gusten mis cositas.

Un saludo.

errante dijo...

"tema higiénico"

jajajajjajaja, que lanzado Gonzalo...

Contrastes dijo...

A ver, en mi calidad de abogado del diablo: a mí, a mis ochentaytantos, en plena campiña abulense, sin ningua otra visión que la de mi mega rebaño, mi perro Pancho y mis J'Hayber amarillentas, se me aparece un bizcocho como tú, preguntándome "disculpe caballero, ¿sabría Ud indicarme dónde queda el pajar más cercano?", encima con ese acentito dulzón, y le tiro los trastos, los aperos de labranza y todo mi latifundio, con la misma vehemencia que hizo Don Gonzalo.

Si el tipo se empeña en buscar jurisprudencia y la encuentra, igual te empapela y todo. Ojito ehhh?

La Semana Fantástica dijo...

Estoy con contrastes (vaya frase), quiero decir, estoy de acuerdo con "contrastes". Si es que vas provocando... jajaja. Viva el pastoreo sexual!

Música dijo...

que buena la historia y q bueno fantástico tu con los cálculos jajaja.
En algún sitio leí que la tragedia de ser viejo no es serlo, si no haber sido joven

cesar dijo...

Oye ,asi de lejos se me esta dando un aire a Clint Eastwood.No me preocupo , ¿no?.

Diego dijo...

Muy divertido. Gonzalo nunca perdió la seguridad de que tendría con qué, y creo que a esa edad eso es muy meritorio. En fin, muy buena anécdota. Un abrazo.

Beauséant dijo...

claro, para que andar perdiendo el tiempo con tonterías.. supongo que a ciertas edades uno tiene derecho a saltarse los pasos intermedios...

Pablo Gamo dijo...

Hace como media hora, delante de mi en la caja del Ahorramás, un ejemplar similar de jubilado ha estado echando fichas con la cajera, a quién le ha dado la misma chapa de su viudedad, el abandono de sus retoños y la suculenta herencia que van a perder a poco que se descuiden. El lunes seguro que vuelve a ver cómo va lo sembrado. Que envidia me da la gente carente de vergüenza o de vuelta de todo.

Toshiaki dijo...

jajaja, pues menos mal que sólo es encantador de ovejas, que si llega a ser encantador de mujeres te nos casas! :)