miércoles, 11 de marzo de 2009

Silent Shout

Agotada. En la montaña rusa de mi cabeza, más bien subida en el carrito sin freno de mi vida cotidiana y los acontecimientos y todos los "mientos" posibles. Escuchando en bucle una canción que no me pega nada (podría ser también mi registro), que me pone a bailar, cuesta abajo en los railes, ojos cerrados, brazos en alto, el viento en la cara, imposible respirar bien. En caída libre. Agotada, con la historia completamente cambiada de un año a otro. Completamente. Pero igual de incierta. Tal vez más. Necesito una tregua.

6 comentarios:

La Semana Fantástica dijo...

Recolocarse por dentro (y un poquito por fuera) puede ser una muy buena forma de tregua. A veces somos capaces de cambiar, Pi, aunque creamos que "ya somos así". Pues no.

Música dijo...

yo quiero pensar como el Fantástico y creer que podemos seguir haciéndonos, pero quiero hacerme bien..., que las treguas y el sol lleguen pronto que vaya tela...

zzzzzzz dijo...

...pronto tendras tu tregua Maria Pilar...estoy seguro. y no me acuerdo si te lo dije, estabas guapissima la otra noche!

Pi dijo...

Uyyy!!! se ha colado un piropeador en mi blog!!!! qué ilusión!!!! no, creo que no me lo dijiste, jijiji.

Toshiaki dijo...

Está bien despeinarse para luego volverse a peinar un poquito, querida Pi.

eSadElBlOg dijo...

venga ánimo y a cambiarlo todo para el año que viene otra vez, pero esta a mejor!