lunes, 8 de junio de 2009

Falling in love again!

Después de un día de esos de derroche de concentración para trabajos intelectuales que molan (sí, trabajo, remunerado, intelectual, y mola), me crucé con Pauls en una web de mi país y ¡por fin me he terminado un cuento suyo!, redondo, fluído, guapito, como él, que cómo me gustaba cómo se bebía aquel Cardhu.

2 comentarios:

Pecosa dijo...

Me gustan los cuentos cortos, los relatos cortos, los cortometrajes... Siempre tienen eso de que te dejan meditativo...

("Trabajo, remunerado, intelectual, y mola", por supuesto. Así sí que se disfruta a lo grande)

eSadElBlOg dijo...

esta bien el cuento, me ha gustado. Me alegro por tu trabajo. Yo ando buscando...