martes, 16 de junio de 2009

Sobre lo sentimental tirando a cursi y lo subliminal

Mi familia macondiana se quedó en Colombia, pero los que estamos aquí nos hemos traído un... no sé. Este finde he visto a mis primos J. y Ch. Siempre que estoy con ellos me entran ganas de subirme a un coche y recorrer pueblitos del oriente antioqueño y de comer arepa con bandeja paisa  y jugar billar. Ch. me enseñó a jugar billar y ajedrez. J. me recibía en el aeropuerto las veces que iba a Medellín mis veranos de universidad, y de camino a la casa d elas tías paraba en los estaderos de carretera y comíamos arepita y me ponía música. Aquí no hay estaderos, ni llevamos ruana para el frío de Santa Elena, y ponen multas por los positivos. Pero sigue la música y es como si una volviera a sentir el olor de Medialuna y a sentir ganas de jugar con un palito en la fogata, y de ver Medellín atardeciendo y la luna salir y esas cosas. Y J. rescató del olvido en un arranque de nostalgia  una canción que él creía que yo no había escuchado nunca, banda sonora de su vida durante mucho tiempo. La odopto y la cambio de femenino a masculino. Del fondo de mi cabeza salió la letra enterita y la repetimos en bucle cuando nos volvimos a ver el viernes, y hasta soñé con ella. Últimamente mis sueños me resultan sospechosos. 
Esta es la canción, abajo la letra. Una, a veces, de tan sentimental es cursi, pero qué le vamos a hacer una es así con sus tristes y fáciles porqués.



Para encontrarnos luego, en fondo al alma,
Y poco a poco, sin conocernos ya, 
Como el eco de un paso en la calle, 
Se avecina en mi melancolía,
Vieja amiga que siempre me busca a mí 

Y me encuentro aquí 
Con mis tristes y fáciles porqués,
Con las ganas del último café,
Que me sabe a vacío, más cada vez

Y ahora pienso que yo no lo haré más,
Juro de no hacerlo jamás,
Rompo éste vestido, cambio mi destino, 
Salgo al descubierto y al pensar que es cierto 
Grito fuerte y no quiero verla ya más,
Juro no la quiero jamás, 
Ya es momento de cambiar de cara en mis sueños sí

Y es así, que me encuentro a pensar en ti, 
A nuestra historia, que fue sincera solo a medias, 
Me pregunto si todo queda aquí,
Cuanto tiempo he perdido tras de ti,
Y ahora estoy sólo más sólo que nunca

Y ahora pienso que yo no lo haré más,
Juro de no hacerlo jamás,
Rompo este vestido, cambio mi destino, 
Salgo al descubierto y al pensar que es cierto 
Grito fuerte y no quiero verla ya más,
Juro no la quiero jamás,
Ya es momento de cambiar de cara en mis sueños sí

 

No hay comentarios: