viernes, 27 de noviembre de 2009

Sabio Callejero Abulense

Banda sonora para una posible Guía Musical de las Mejores Calles de España.


Frase embobadas, y lindas, a cargo de La Bien Querida.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Redacción: cuando todo se pone a favor




"Osho" S. me enseñó sus cartas. Y me las regaló. Con una bonita dedicatoria. La fe es así, te mueves como el famoso péndulo en distintas formas, de Dios a la India, pasando por el Zen y el I Ching, y no pasa nada, confías. No, no se nos va la o. Hay gente que cree.
Después de 13 años uno se reencuentra con la gente que debe reencontrarse, gente que se hace 600km para conversar hasta las seis de la mañana y compartir contigo la emoción de volver al pie del árbol donde enterró la placenta de su segunda hija. Ávila, el paisaje, el aire. Conversaciones sobre derrotas tremendamente prosaicas y tópicas a pesar de dolorosas. Finales para no volver a levantar la cabeza, ruina de imperios, búsquedas infructuosas, tumbos, autocaravanas y masaje shiatsu. Vidas en paralelo y la tierra que llama. Como base, como centro, como estabilidad, como empresa, como futuro, como regalo. Y la frase que no se dijo: una y no más, y la que concluimos, que es mi momento, y también el tuyo, por supuesto.


martes, 3 de noviembre de 2009

Stay out of trouble

Yo, cargada de kleenex dispuesta a rebozarme en el drama de mi vida, me encontré de repente con la otra Pi que estaba tremendamente a gusto en el esperado contexto. Me puse a conversar con ella y llegamos a la conclusión de que el regalo estaba resultando más que un homenaje, un momento de Felicidad, algo mucho más profundo de lo que simplemente aparentaba al principio de la noche.
Cuando escuché la frase aquella de "every day there's a boy (girl) in the mirror asking me what are you doing here?, finding all my previous motives,growing increasingly unclear", la miré a los ojos y le dije: ejqueesverdá, se acabó la etapa Pequeña Ciudad de Provincia. Me vuelvo a Madrid.




One, two,
One, two.

I walked around for hours,
two ten pence pieces in my hand.
I was alone and freezing,
still trying hard to understand you.

I left the others knowing
I had to work this by myself.
But now the feeling's growing,
I would be better off with their help.

So baby, what we've got,
has lately,
not been enough,
not been enough.

I wish I had your scarf still,
that once embraced,
and kept me warm.
I wish you could be with me,
in these last days when I am still hopelessly poor.

Stay out of trouble,
stay in touch.
Try not to think about me too much.