martes, 2 de febrero de 2010

El paisaje de mi vida

Nunca había borrado tantas cosas después de escribirlas como en los últimos tiempos. Ni me había quedado sin ganas de actualizar, y de comentar, tantas veces. Nunca, si se le puede llamar eternidad al par de años del Cardhu. Nunca había sentido que no sabía de qué escribir, que la música no me sacaba nada más que ideas bastante desordenadas que no he sido capaz de publicar aquí, (¡¡¡cómo serían!!!!).

El paisaje de mi vida en los últimos meses, digamos que en el último año y medio, es como el de la foto. Las últimas veces que he vuelto de Galicia por esa carretera, todo eran nubes, incluso nieve aquel 10 de abril. Hoy descubrí esta foto y la miré bien. Cuando la hice pensaba en que tenía que ser un reflejo de la tristeza que me produce llegar a La Pequeña Ciudad de Provincia por es carretera. Demasiadas connotaciones. En fin, me encantan las encinas.


La N403 a 20 km de Ávila.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Si Ávila te crea tristeza, no entiendo porque vives en esta pequeña capital de provincia??

Pi dijo...

Habría que leer todo el blog para entenderlo, querid@ anónimo. En todo caso ya me voy.

Rafa Salazar dijo...

Pi, la gratitud es benefactora y a su vez agradecida. Y tú eres tan elegante, querida... Irse no es como irse, tú me entiendes, y yo también a ti... Va volando un soplo de sonrisa sin trivializar, te lo llevan la pareja de cigüeñas que viven aún enfrente de Moneo... Xxx. R