domingo, 28 de marzo de 2010

El Buen Invierno

Algún día Alicia crecerá y hablaremos del Cardhu. Me gustaría explicarle lo fácil que me resulta saber de quien-es hablo cuando se me va la o y escribo lo que escribo. "Todo tiene un porqué, linda mía, -le diré- es la historia que vivía mientras tú aprendías a mover la cadera con Las Divinas, o cuando conociste Barcelona con tus manoletinas naranjas", o cuando, o cuando, o cuando. Es la historia de mamá.
(Creo que he perdido la foto con el bombo de Nicolás leyendo "El cielo protector", al sol en el Cortijo. Esa foto era parte de la historia paralela de la que yo quería dejar constancia. El Cardhu es como esa polaroid. Debería desempolvar la polaroid de mi papá y sacarle provecho).

Algún día, si la tecnología permite recuperar el Cardhu de los comienzos, le explicaré a Alicia que la noche del 28 de marzo de 2010 repetí en bucle la canción de aquí abajo acabándola de conocer, y que, por variar, hice recuento de las cosas buenas de los últimos meses y pensé en la música. Busqué en wikipedia algo sobre Bon Iver para tener noticias precisas del pobre Justin que se escondió en una cabaña en Wisconsin a llorar a la novia perdida componiendo, pero entonces todo empezó a apelotonarse en mi cabeza y de repente apareció Raleigh, la ciudad donde el tipo vivía y con la que el origen de este Cardhu tiene una fuerte conexión que por supuesto le contaré a Alicia. Y Doctor en Alaska, de uno de cuyos diálogos salió el nombre del grupo de Justin y con la que el Cardhu también tiene su parte. Y que ya es 28 de marzo y de todo empieza a hacer más de un año...
Con la emoción sencilla de las cosas éstas, pensé también en aquel post de Nía donde puse una canción preciosa de Bon Iver, en lo que me recordaba el cantante barbudo a las aceras barcelonesas, en la sensación que tenía el día que lo escribí, y sobre todo en aquel comentario muy por la tangente del primer brunch en Madrid.
Algún día le contaré a Alicia la Relación de Nombres de Personajes del Cardhu de los que en este post hago referencia. Me encantará volver a escuchar esta canción y verle la cara a mi niña.


2 comentarios:

Música dijo...

Me recuerda tu intención a la maravillosa casa de los espíritus, gracias a tí, Alicia entenderá el curso de los acontecimientos, Alicia es afortunada.
Que canción más bonita!
Besos de incienso y azahar

cantaruxa dijo...

Llámame entrometida, sí,
pero -por favor- invítame a un gin+lem esa tarde-noche que le cuentes a Alicia...