sábado, 17 de abril de 2010

Descontextualizando a Pauls

"-El drama es que nunca se sabe qué se quiere hacer con el pelo.

-Ese es el problema, se pasa el tiempo tratando de descubrirlo: cortarlo, dejarlo largo, raparlo... Para los varones es mucho más complicado que para las mujeres. Basta comparar el comportamiento de ellas con el de los hombres en una peluquería para advertir la diferencia. Las mujeres lo convierten en un ritual social compartido, mientras para los hombres es uno frente a otro: el cliente frente al peluquero. En la Argentina, donde los varones no tienen una cultura de barbería como en otros países, nos sentamos como si estuviéramos en una silla eléctrica y los que tenemos una cierta cantidad de pelo nunca alcanzamos la satisfacción."

Sacado de contexto de "Se busca lector incómodo". Gracias, Mil, por mandarme estas cosas.


Ese obsceno "despeinado".... me gusssssta...




3 comentarios:

La Semana Fantástica dijo...

Esa capacidad endiablada de la Argentina para buscarle las vueltas a la realidad, por simple que sea... Filosofía en la peluquería...

Música dijo...

te echo producto?

Francisca dijo...

Te invito a visitar este blog http://mandamientosdementira.blogspot.com/ de ilustraciones y textos breves realizados por mí.
Saludos!
Pan