martes, 27 de abril de 2010

La Semana Grande II. La envidia.

- Oye Nico -preguntó la madre mientras desayunaban-, ¿te gustó la tarta del cumple de Alicia?

- Mamá... -respondió el hombre que entiende de transportes levantando la mirada de las tostadas- ¿una locomotora TAN CUTRE? ¿y con una chica haciendo ASÍ? (se puso en posición).

La madre, estupefacta, escuchaba.

- ¿Y con un montón de pajitas que podrían ser ¡TUBOS DE ESCAPE, MAMÁ, TUBOS DE ESCAPE! y todo negro? A mí me gusta la locomotora más rápida del mundo y que compitió en una carrera, iba a TRECE KILÓMETROS POR HORA, MAMÁ, TRECE KILÓMETROS! y una que era cuadradita la cabina, y era amarilla, y los otros vagones era rectangulares pero de colorines... -tiempo para morder la tostada- y también me gusta el AVE, mamá, que es súper fácil de hacer con un bizcocho. Mira, coges dos bizcochos y los unes con una pajita, los cortas así / y así (apelo a la imaginación del lector) y ya tienes el AVE, ¿VES QUÉ FÁCIL, MAMÁ, VES QUÉ FÁCIL?


La tarta de la Six Party

No hay comentarios: