miércoles, 21 de noviembre de 2007

Braulio, mi hombre desnudo

Sí, me he trasnochado y no he contado un par de cosas más de mi perro freaky. Este homenaje a mi canchoso está siendo como una reconciliación con él, por haber soportado tantos años de indiferencia y mal humor. Ay, canino mío.


El Braulio es un perro humanizado y bipolar, como me dijo un amigo el otro día cuando le hablaba de él. Se pierde en sus propias contradicciones de perro neura, hasta el punto de gruñir a todo el que se acerque a su correa, pero a la vez morirse de ganas de salir a la calle. Morirse de ganas es morirse de ganas, hasta el punto de querer llamar la atención sobre su correa y su paseo, que no le importa plantarse trece escalones por encima de ésta y gruñir cada vez que cualquiera de la casa pase a un metro de su hocico. Braulio, neura y macarra.





Pero es que cada noche, desde que era cachorrito (y por lo menos en mi casa, que con esto de la custodia compartida del perro una también deja de controlar las costumbres de la mascota) , el tipo se planta en la puerta del salón y, sin entrar, me mira de frente y hace un gesto como de "¿qué? nos vamos a la cama? yo me retiro, ¿eh? qué tengo sueño", y se va. Después, cuando subo suelo escuchar el salto que da bajándose de la cama, ý el sonido del mimbre de su cunita. Él no quiere que yo lo descubra, pero sin embargo la otra noche me desconcertó.


Me iba ya a dormir y me lo encontré tumbado de lado en mi cama. Le dije "abajo", le repetí "abajo, Braulio", le insití "venga, Braulio, tío, abajo", y mientras tanto me miraba sin pestañar. De repente me empecé a reir observando la imagen y viendo que el tipo podría ser un hombre desnudo que me esperara en mi cama haciendo señas con el dedo, "ven, rujuuuu, ven", y que, mientras, me sonreiría guiñándome el ojo... Con la risa me acerqué a él y le puse la mano como a diez centímetros el cuerpo y, como sabía que iba a suceder, el tipo se puso boca arriba para que le acariciara la barriga. Pobre hombre necesitado de afecto. ¿Y si se me muere el neura de mi perro?
(Braulio con su ¿andrés? azul se va a dormir)

3 comentarios:

La Semana Fantástica dijo...

Yo quiero mucho a ese perro, lo sabes... Y ahora que me lo imaginaré como un hombre desnudo y panza arriba, mucho más.

Pi dijo...

Salido. Es mío.

FER dijo...

Qué mono Braulio :-) Ja, y me encanta que sea bipolar y "perro neura". Y sí, podría ser; de hecho, hay hombres con más pelo y peores costumbres.

Eh, no me incluyo, a mí no me mires. Yo soy encantador. :-P