viernes, 5 de septiembre de 2008

La Tapia

Hay cosas por las que merece la pena aguantar la crisis. Que no me pidan que vuelva a escribir reportajes de viajes, ni psico, que no quiero ser negra again, aunque me paguen. O sí, pero es igual. Los últimos meses han sido complicados. La mejor manera de espabilar es darte de frente con la ruina, moral o económica, y la verdad es que yo he cogido carrerilla estos dos últimos años y me estoy sacando el Máster en Gestión de Crisis. Con el entorno más o menos en orden arreglé mi corazón, y ahora con el corazón más o menos estable intento salir de ésta. Jo con las sub primes americanas en las que me han metido, pero es lo que hay, y en momentos como estos es donde uno se conoce y reconoce.

Para mí, hacer casas es como parir hijos. Te obsesionas por quedarte en embarazo (quiero un cliente), te quedas (lo consigues) y te obsesionas de nuevo, esta vez con la mórula (los cimientos o el coco de piedra en cuestión), el fetico (la casa bombardeada, derrumbada para volver a empezar), y que si le salen los brazos, los ojos, que si ya ve, que si ya duerme (...). Y vienen los exámenes de sangre, los ocho botes en ayunas (materiales que no llegan, precios desorbitados), la glucosa por las nubes, o no (los electricistas, los fontaneros impresentables), la amniocentesis (el cliente que no paga) que no la tuve que sufrir en mis embarazos (ni en mis obras), pero que nunca se sabe... y qué angustia....

Después viene lo bonito, esas ecografías de amor (esas tejados terminados), esos latidos acelerados de una vida que no ves y se mueve como alien en tu tripa (esas paredes sinuosas en salones enormes y todavía sin muebles). Y el dolor del parto. Eso es igual en el embarazo y en la construcción. Siempre hay un momnto que se atasca todo, que duele, que lloras. Pero al final, cuando ves el bebé tan lindo, tan imperfecto dentro de su perfección humana, te emocionas, y sí, llámenme romántica, pero eso es lo que me emociona de hacer casas, que al final ves a los demás satisfechos (por lo menos no me han despedido a insultos y todos sonríen cuando firman) y tú te quedas con ganas de hacer otra, y mejor. 

Pero sí, ya sé, no todo es fácil, no soy una insensata, y en momentos como éstos me han dado ganas de tirar la toalla, pero siempre con tristeza, porque en el fondo sé que, por lo menos ahora, esto es lo que quiero hacer, o por lo menos para lo que sirvo (para sufrir como una pendeja y no ganar ni un duro, jejejej). 

Estas son algunas fotos de mi futuro "hijito".  Es una de las cosas que en este momento más me hace sonreir. Allá ustedes si no les gusta.

La mórula (desmontando el tejado de la cuadra para recuperar la teja)

El fetico (el coco de la cuadra)

Apenas parece un salón

¡Le han salido vigas y tres hermosas cumbreras, qué grande y alto es!

¡¡Ya tiene tejas con musgo, y más tejado nuevo y hasta una nueva ventana!!

¡QUÉ BONITA ES!*

*En todo caso, nada de esto sería posible sin Artur y Diogo, que ojalá duren.

La Tonta Piscina ha actualizado, les dejo la inquietud.

17 comentarios:

Pi dijo...

Ah! la casa es de A&B, y el Castaño, obviamente, está en su parcela.

Contrastes dijo...

Reina, editando un poco el texto tienes un escrito q es puro marketing 'made for BMW'.

Sugiero que lo hagas y lo cuelgues en tu web corporativa (cuando sea practicable)

Si hiciéramos las cosas con esa ilusión tuya, el mundo sería un lugar aún mejor en el que estar.

el arte de sobrevivir...

Sunion30 dijo...

Vaya con la vaquita, su campo y sus dotes constructoras...sinceramente Pi, lo que haces es como poesía, inmobiliaria, pero poesía. Si perdieras esa visión quizás dejaría de gustarte lo que haces. A mi me han quedado ganas de hacerme con una antología tuya...
Besos, J.

Toshiaki dijo...

Eres constructora????, rehabilitas casas??? Anda, eso no lo sabía! Chica, eres una caja de compresas..., o sea, sorpresas!!

Toshiaki dijo...

Si no hay más que leer tu perfil..., que para algo están, no?! :P

Picarona!

Pi dijo...

Tosgi: a veces los perfiles no son fiables, la verdad. Una que es pendeja y cuenta todo de su vida...
Picarón tú, jijiji.

Sunnion, "a la orden" como dicen en mi tierra, cuando quieras uan antología de piedra y dos habitaciones, o un sencillo y cálido nidito de amor en tierras abulenses, ya sabes. Un beso, y gracas.

Contri, rey. permíteme acortar tu nombre, supongo que no sabrás que tiendo a cambiar los nombres de los demás... No será para tanto, querido, pero apunto la sugerencia.
Pi, ah, no , que soy yo.

Anónimo dijo...

Hola, he encontrado tu post sobre el Bar de Toñi ( diciembre) por casualidad.. muy chulo.. POr cierto, al final te compraste la casa? Conoces la web?
www.navamorales.co.nr

La Semana Fantástica dijo...

Te he visto crear alguno de esos niditos... Y lo haces muy bien. Aunque haya dolores de parto.

Beauséant dijo...

buff.. acabo de recordar una casa parecida en un pueblo perdido.. por desgracia creo que a esa la hemos condenado a hundirse sin remedio.. lástima.

Música dijo...

Entusiasmo como el tuyo es lo que le da sentido a esta vida, ánimo y me encantas!

Anónimo dijo...

¡Arriba La Tapia!
Muy bien hecho, amiguísima empresaria.
muak!

Anónimo dijo...

¡Arriba La Tapia!
Muy bien hecho, amiguísima empresaria.
muak!

aroa dijo...

es re-bonita!

me ha encantao lo del embarazo-casa...

rehabilitas casas, reconstruyes? uoh qué chulo

yo me voy ahora a hacer una entrevista a un político regional que podría escribir sin hacérsela... predecible vaya

no comparar no

quiero ese master en gestión de crisis

y qué bueno el árbol creciendo a pesar del alambre que lo atraviesa

eSadElBlOg dijo...

que suerte ese entusiasmo! pero la casa es muy bonita, yo quiero una así...

Planetote dijo...

Pues si Pi, lo importante, es hacer lo que a uno le gusta.Lo dificil es saberlo, pero cuando lo descubres hay que seguir con ello, la crisis pasara, y aprendaras de ella...A por el siguiente embarazo, no lo dudes.

FER dijo...

El calificativo de McGyver se te queda corto! O_O Guau

Besos

Pi dijo...

Jo si aprenderé de la crisis, chicos. Un parte múltiple. Y cómo duele.
Gracias por venir y leer estas pendejaditas, y por participar en la comprensión de lectura, claro.
Un beso para todos.