domingo, 24 de mayo de 2009

Borrón y cuenta nueva

Hoy mismo abriría el cajón del escritorio de Nobita  y me fugaría por él. Y le pedíría a Doraemon que se viniera conmigo, por supuesto. En fin. Fin.



2 comentarios:

Pecosa dijo...

Fin.

...

¿Fin de qué?

La Semana Fantástica dijo...

Qué bonita pareja hacen... esos muñequitos, quiero decir.