viernes, 8 de enero de 2010

Cuando el refugio deja de serlo

No tengo absolutamente nada que decir que, para el Cardhu, valga realmente la pena.

6 comentarios:

Pecosa dijo...

Quizá ya haya cumplido su función...

En cualquier caso, si dudas, haz como con los zapatos que una se compra para ir a una boda: aunque no se utilicen, es mejor guardarlos en un armario por si alguna vez es necesario usarlos de nuevo.

Pecosa dijo...

(P.D.: Siempre puedes no decir nada, pero seguir regalándonos fotos de las tuyas)

Música dijo...

me he reencontrado con un gorro que llevaba años sin usar...y es más calentito...;-)

Carmen dijo...

los refugios son temporales.. quizá toca salir a la vida, a ensuciarse de tierra las manos, para lavárselas con cielo después.

la imagen es una preciosidad, niña.

un besazo

Musaranya dijo...

La imagen es suficiente regalo para la vista :) Es tuya? Es una pasada

Pi dijo...

Es mía, sí. Pero esos colores, esas nubes arrebatadas son los del cielo de ávila.