sábado, 18 de octubre de 2008

Reflexión

Comprar una casa debe ser como casarse. La compras porque estás enamorado de ella. Y te empeñas para toda la vida. ¿Y si después se te queda pequeña la casa? ¿y si cambian tus planes de vida? ¿ y si se "te acaba" la pasta para seguir con ella? En fin.
En estos tiempos de apasionantes noticias económicas (en serio, me parece apasionante lo que estamos viviendo a nivel mundial aunque a pequeña escala sea una caca), he agradecido no tener hipoteca, y me he dado cuenta de que no podría tener una, porque no he logrado pasar más de dos años en una casa.
A estas alturas de mi vida no sé si sería capaz de tomar algunas decisiones de las que tómé con veintipocos, tal vez porque ya hay demasiado camino recorrido, quién sabe. El hecho es que, si tuviera pasta, tampoco sé si me compraría una casa pensando vivir en ella lo que me queda de vida. En qué cosas pienso.
Dos años. Ya está. Se acabó mi patio.

11 comentarios:

FER dijo...

Matizo: comprarse un piso es peor que casarse.

¿Te vas?

Contrastes dijo...

Cambiar de casa debería ser siempre motivo de brindis.

Casarse...los matrimonios sólo brindan el día de la boda y en las fechas señaladas.

L@s divorciad@s hacen chín-chín más a menudo y más fuerte.

Árcade y nómada Pi...

Música dijo...

A mi me gustaría que si algún día me compro una casa es porque esté enamorada de ella. Estoy contigo en que vaya tela con el tema, la cosa está fatal. Yo vivo de alquiler y miedo me dan las hipotecas de mis amigos...no se, no me veo yo comprando nada tal y como está el panorama, además...si no sé donde voy a plantar el huevo!, para que más ataduras?, el tiempo y las circunstancias irán mandando pero por ahora va a ser que no.

La Semana Fantástica dijo...

Siempre fuiste culo de malo asiento en eso, sí. No en otras cosas.

Te vas de tu actual casa???

aroa dijo...

ay, a mí me pasaba lo mismo. En el año Erasmus, viví en tres casas distintas. Me gustaba cambiar. Un amigo, cuando compré mi casa, se rió y me dijo: y ahora vas a aguantar al fin en un sitio y ya?
pssss... pues ya veremos... Claro, luego nunca puedes volver a decir, aquí crecí, aquí me hice grande... Pero a mí me gusta. Aquí, aquí y aquí, dejé mis huellitas por toda la casa.
Por ahora estoy casada con el viejo palacete de noviciado, hasta que se nos rompa el amor, de tanto usarlo!
O hasta que la hipoteca me diga: hasta aquí hemos llegado maja! gracias por participar...
besos

Pecosa dijo...

¡Vivan los alquileres! Y más ahora, oye. Yo creo que me quedo así, a tomar viento. ¿Que me quedo dónde estoy? Pues me quedo. ¿Que me quiero ir de picos pardos a vivir a otro lugar? Pues me voy.

Que la vida da muchas vueltas para andarse atando más de lo que ya lo estamos...

Pi dijo...

Pues nada, chicos, que yo aquí haciendo planes de marcharme a otra casa, si con vistas y tal, pero que mi casero es MI CASERO, y no me quiere perder, y bueno, que milagro del día, me rebaja el alquiler, jejeje.
Si ejque...
¿podré sembrar entonces las hortensias en mi patio?

Toshiaki dijo...

No seas pirolítica tb con la casa, mujer!!!! jaja

Yo el día que tenga casa propia no me lo voy a creer...

Beso, linda!

38 grados dijo...

Entonces, si te baja el alquiler, te quedas, no? Quiero que plantes doscientas hortensias y que saques una fotito para colgarla en tu blog. hace?

Muas

Pi dijo...

Ay! qué besos tan ricos!
sí, me quedo, y mi mamá ya me tiene unos "piecitos", como se dice en mi tierra, de hortensias gallegas oara decorar mi patio. A ver si aguantan. La primavera lo dirá, y las fotos, y el blog. Tengo ilusión, 38, hacía falta.

Tesa dijo...

Ay, Pi, qué buenísimo el relato de tus Barbis, disfruté un montón con las escenas y ese apartamento en un mueble castellano. Hasta una boda con novios que miran aburridos cada uno por su lado. Una delicia.

En cuanto al tema de la casa. Voy a revés del mundo, en plena crisis me vendo mi piso y me voy a vivir de alquiler, eso sí cerca del mar y en la ciudad que quería vivir... de momento.

Es muy estimulante poder agarrar los bártulos y decidir me voy a otro lugar sin que una hipoteca te agarre por el cuello durante 40 años…

Por Barcelona los alquileres son abusivos, pero que se le va hacer…

Besos, Pi, y también planeo llenar mi patio de ciudad con hortensias en primavera, aunque no creo que me quepan tantas, espero que a mi casera se le ablande el corazón y me baje el precio.